Vitamina Baja o Alta

deficit de vitamina

Síntomas de deficiencia de vitamina B12

  • Entumecimiento y/o comezón en manos, piernas o pies.
  • Dificultad para caminar: perdida de balance y tambaleo.
  • Anemia.
  • Inflamación de la lengua.
  • Ictericia.
  • Dificultad para pensar o razonar o pérdida de memoria.
  • Paranoia y alucinaciones.
  • Debilidad y fatiga.
  • Pérdida de apetito y peso.

Cuando tienes deficiencia de cobalamina, tu cuerpo no puede producir glóbulos rojos, pues las células mueren antes de poder hacerlo. Ello dirige, en casos de severidad,  a anemia magaloblástica. Una vez ello ocurre, se dificulta el tratamiento, pues la ingesta no es suficiente y se requiere emplear inyecciones de vitamina B12.

En ocasiones, debido a la  alta cantidad de ácido fólico, los síntomas de insuficiencia de vitamina B12 quedan enmascarados. Esto es algo importante a tener en cuenta, pues permite ignorar involuntariamente las señales de alarma que produce el cuerpo para que se pueda prevenir y atender a tiempo los déficits.

Otro aspecto importante a considerar, es que la cantidad de vitamina B12 absorbible puede disminuir al consumir vitamina C. Se recomienda esperar una hora antes de tomar vitamina C en amplias dosis.

La mejor recomendación que se puede dar si hay sospecha de tener deficiencia de cobalamina es acudir al médico. Él se encargará de evaluar y ordenar los exámenes de sangre correspondientes que permitan descartar o considerar la carencia de la vitamina.

Finalmente, hay que saber que personas con anemia severa que toman vitamina B12 pueden presentar niveles reducidos de potasio.

Exceso o Vitamina B12 elevada

Los expertos nutricionistas recomiendan una ingesta de 2,4 µg para personas adultas. Con una dieta tradicional no debería de haber problemas, pero el hecho de tener problemas de absorción o eliminación de esta vitamina es el principal motivo de estos desajustes.

El consumo o retención excesiva de lo recomendado diariamente ( 2,4 µg ) puede causar problemas como:

  • Insuficiencia cardíaca.
  • Insuficiencia hepática y renal.
  • Coagulación de la sangre.
  • Problemas de vista.

Por estos motivos, SIEMPRE tenemos que estar bien controlados por nuestro médico y sobretodo si padecemos de ciertas tendencias al desequilibrio de esta vitamina tan importante.